El buen dormir y sus implicancias en el mantenimiento del peso


En los últimos años, varias publicaciones científicas han llamado la atención sobre las posibles relaciones entre la obesidad y la privación y otros trastornos del sueño [1]. Varias publicaciones han mostrado que en niños y adolescentes un sueño corto se asocia a un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad [2]. Se han investigado y discutido cuáles podrían ser los motivos de esta relación entre el peso y el sueño [3]. Aunque hasta el momento no se puede hablar con seguridad de una relación causal, es decir, que el mal dormir “provoque” un aumento del peso, sino sólo de la existencia de una asociación o “correlación”. Por lo tanto es motivo de debate si los médicos deberíamos recomendar dormir más a los pacientes que buscan bajar de peso [4].

Una nueva investigación publicada el mes pasado en The Journal of Pediatrics ha llamado otra vez la atención sobre este tema [5]. A diferencia de estudios anteriores, este ha evaluado la relación en un plazo temporal mayor. Los autores utilizaron para este trabajo los datos de casi 1.000 niños de 10 lugares diferentes de los Estados Unidos incorporados en 1991 en el Study of Early Child Care and Youth Development (Estudio del cuidado temprano del niño y el desarrollo juvenil). Relacionando el peso a los 15 años de edad con la hora a la que las madres habían previamente reportado acostarlos cuando tenían 5 años de edad en 3 grupos, antes de las 20, entre 20 y 21, y después de las 21hs, se encontró una impresionante diferencia 10%, 16% y 23% de obesos respectivamente.

Los autores concluyen que los médicos deberían alentar a los padres a acostar a sus hijos pequeños temprano.

Referencias

[1] Nedeltcheva AV, Scheer FAJL. Metabolic effects of sleep disruption, links to obesity and diabetes. Curr Opin Endocrinol Diabetes Obes. agosto de 2014;21(4):293-8. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24937041

[2 ]Fatima Y, Doi S a. R, Mamun AA. Longitudinal impact of sleep on overweight and obesity in children and adolescents: a systematic review and bias-adjusted meta-analysis. Obes Rev. Febrero de 2015;16(2):137-49. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25589359?dopt=Abstract

[3] Cedernaes J, Schiöth HB, Benedict C. Determinants of Shortened, Disrupted, and Mistimed Sleep and Associated Metabolic Health Consequences in Healthy Humans. Diabetes. 1 de abril de 2015;64(4):1073-80. Disponible en: http://diabetes.diabetesjournals.org/content/64/4/1073.long

[4] Coughlin JW, Smith MT. Sleep, obesity, and weight loss in adults: is there a rationale for providing sleep interventions in the treatment of obesity? Int Rev Psychiatry. Abril de 2014;26(2):177-88. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24892893

[5] Anderson SE, Andridge R, Whitaker RC. Bedtime in Preschool-Aged Children and Risk for Adolescent Obesity. The Journal of Pediatrics [Internet]. 14 de julio de 2016. Disponible en: http://www.jpeds.com/article/S0022347616303614/abstract

Deje un comentario, su opinión nos interesa. No se publican comentarios anónimos, ofensivos o descalificalificatorios.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s