La homeopatía es efectiva para controlar los trastornos de ansiedad y depresión


De acuerdo a una investigación llevada a cabo en Francia, las personas con trastornos de ansiedad y depresión que consultan a un médico de atención primaria especializado en homeopatía reportan un mejor control de sus problemas y un 70% menor utilización de psicofármacos que quienes por los mismos motivos consultan a un médico de atención primaria convencional. [1]

Estos datos se desprenden de un estudio epidemiológico de una cohorte de 710 pacientes, evaluados telefónicamente 1, 3 y 12 meses después de haber comenzado el tratamiento.

Referencias

[1] Grimaldi-Bensouda L, Abenhaim L, Massol J, Guillemot D, Avouac B, Duru G, et al. Homeopathic medical practice for anxiety and depression in primary care: the EPI3 cohort study. BMC Complementary and Alternative Medicine. 2016;16. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4855343/

Tratamiento homeopático de la depresión moderada a severa durante la peri y post menopausia


Al final de la etapa fértil de toda mujer los ciclos menstruales se vuelven irregulares y aumenta el riesgo de sufrir depresión. A este período se lo llama climaterio.

Recientemente se publicó un estudio sobre el tema realizado en el servicio de homeopatía de un hospital público de investigación de la ciudad de México (Hospital Juárez) (1). El estudio siguió estrictas reglas metodológicas (fue realizado contra placebo, randomizado, doble ciego y con doble simulación).

Sigue leyendo

Homeopatía y depresión. Un estudio publicado compara el tratamiento homeopático con el tratamiento convencional y muestra resultado similar para ambos


En una investigación llevada acabo en el consultorio de Homeopatía y Depresión de la  Facultad de Medicina de Jundiaí (San Pablo, Brasil), 91 pacientes que cumplían criterios diagnósticos de depresión de acuerdo al DSM-IV fueron asignados al azar a recibir tratamiento homeopático individualizado o el bien conocido antidepresivo convencional Fluoxetina durante 8 semanas [1]. El estudio fue realizado “a doble ciego”, lo que significa que ni los pacientes ni los médicos tratantes sabían quien recibía uno u otro tratamiento. Esta metodología, muy común en medicina, permite eliminar de la evaluación de los resultados la influencia de la subjetividad de pacientes y médicos. También es muy importante que la asignación de los tratamientos haya sido al azar. El objetivo de este procedimiento es que los dos grupos resulten lo más homogéneos y comparables que sea posible.

Sigue leyendo